¿Frío o calor para una lesión?

¿Frío o calor en las lesiones?

Estas dos formas de aliviar el dolor son las más comunes, pero ¿cuándo aplicar calor y cuándo aplicar frio? La pregunta es simple y la respuesta es sencilla , pero no todos la tienen muy clara.
La respuesta depende de si es un dolor reciente o un dolor o malestar recurrente.

El frío actúa reduciendo el flujo de sangre a la zona lesionada evitando con esto, que se produzca una mayor inflamación.
El frío puede ser crucial durante las primeras 48 a 72 horas. Es recomendable aplicar el hielo o bolsas frías de gel durante 20 minutos por cada hora, para evitar que se produzca daño en la piel.

El calor, es recomendado para los dolores crónicos ya que produce un efecto opuesto, provoca mayor flujo de sangre, lo que ayuda a que la lesión mejore en menos tiempo, una lesión bien irrigada con oxigeno y nutrientes toma menos tiempo en mejorarse.
Al permitir una dilatación de los vasos sanguíneos, el calor acelera el flujo y ayuda a la entrega de oxígeno y nutrientes que reduce la presión sobre las articulaciones y alivia el dolor en los de músculos y la lesión.
La terapia de calor es uno de los tratamientos más efectivos para problemas crónicos como la artritis.

Un comentario de “¿Frío o calor para una lesión?

  1. Pingback: 4 beneficios del deporte en la salud mental y emocional - Tanyx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat