Tecnología Tens

¿Qué es TENS?

Electroestimulación Nerviosa Transcutánea (TENS) es una técnica sencilla, no invasiva, analgésica y ampliamente utilizada en el ámbito de la salud por médicos y fisioterapeutas. Puede ser utilizado en la práctica clínica de profesionales de la salud o en el hogar por pacientes que tienen un dispositivo TENS.

TENS se utiliza principalmente para el tratamiento sintomático del dolor crónico, agudo y no maligno. Durante el uso del TENS, las corrientes eléctricas producidas por un generador de pulso portátil, entran a través de la superficie de la piel intacta por medio de los electrodos conductores. La forma convencional de la administración de TENS es utilizar sus características eléctricas que activan selectivamente las fibras de gran diámetro (Aß), sin accionar las fibras de un diámetro menor. La evidencia sugiere que esto producirá un alivio del dolor de una manera similar a “afrotar el dolor”. En la práctica, el TENS se utiliza para generar una parestesia fuerte y cómoda en el sitio del dolor. En la medicina, el TENS es el más utilizado en la Electroterapia para el alivio del dolor. TENS es de uso popular porque no es invasivo, es fácil de administrar, no tiene efectos secundarios ni interacción de drogas. No hay ningún riesgo de envenenamiento o sobredosis, los pacientes pueden autoadministrarse el tratamiento con TENS y su dosis. TENS es de acción rápida para la mayoría de los pacientes, por lo que, con sus beneficios, se puede lograr casi de inmediato el alivio del dolor. Además, TENS posee un precio inferior en comparación con el tratamiento farmacológico en el largo plazo.